fbpx

Municipalidad de Escobar

Tomar conciencia
es cuidarnos entre todos

DIRECCIÓN GENERAL DE TRÁNSITO Y SEGURIDAD VIAL

• El uso del celular cuando se maneja vehículos de todo tipo repercute en la capacidad de recepción de los sentidos en las facultades del sistema nervioso, como la atención, la concentración, la rapidez motora y estado emocional.

• El nivel de atención de las personas tiene la particularidad de concentrarse en una sola dirección. Cuando se cambia el foco de atención (de conducir a hablar por teléfono) se produce una mezcla de información, lo cual se traduce en «confusión» y «error». Cuando además se debe prestar atención a «algo más» como puede ser un peatón que cruza sorpresivamente, la gran cantidad de información que requiere nuestra atención provoca un «bloqueo mental» debido a la saturación de información.

• El alcohol produce una depresión del sistema nervioso central, deteriora la función psicomotora, la percepción sensorial (vista y oído), modifica el comportamiento del individuo que muchas veces se traduce en una falsa sensación de seguridad y una toma de mayor riesgo.

• Al viajar dentro de un vehículo, sus ocupantes también viajan a la misma velocidad. En un choque el vehículo se detiene violentamente y sus ocupantes siguen desplazándose a la misma velocidad con la que viajaban hasta que se estrellan contra el tablero, el volante o entre sí.

• El cinturón de seguridad protege al individuo, porque retenerlo en el asiento disminuye las consecuencias del choque.

• Si se produce un choque yendo a una velocidad de 20 km/h nuestro cuerpo es lanzado contra el volante, el parabrisas y el tablero con una fuerza que equivale a seis veces el peso del propio cuerpo.

• El casco constituye un elemento de protección imprescindible ya que puede salvar la vida del conductor en caso de accidente y porque reduce en un 70% el riesgo de sufrir lesiones en la cabeza.

• Chocar a una velocidad de 130 km/h es similar a caerse desde una altura de 67 mts.

• Para frenar totalmente un vehículo que circula a 100 km/h, en un día lluvioso, se necesita un espacio libre igual al largo de una cancha de fútbol.